Un poco de historia. Como sabes, la preocupación de la comunidad internacional por el lavado de activos comenzó a mediados de la década de 1980 en el contexto de la lucha contra el tráfico ilícito de drogas. En 1988, en la Convención de Viena, se estableció por primera vez la obligación de tipificar las conductas de lavado de activos como delito autónomo, aunque considerando únicamente a los delitos de tráfico ilícito de drogas.

En 1989, el G-7 creó el Grupo de Acción Financiera (o Financial Action Task Force), promulgando en 1990 las 40 recomendaciones consideradas como estándares internacionales.

En 1999, en el Convenio de Nueva York, se estableció la obligación de tipificar el delito de financiamiento del terrorismo y aparecieron las resoluciones del Consejo de Seguridad con obligación de congelar activos vinculados con el terrorismo y la proliferación de armas de destrucción masiva, con carácter de debido cumplimiento por parte de los Estados miembros de la Asamblea General de las Naciones Unidas (ONU).

No fue hasta la Convención de Palermo de 2000, que se independiza completamente el lavado de activos del narcotráfico y se fija su combate como uno de sus objetivos primordiales, incorporando la obligación de implementar medidas de prevención y control del lavado de activos adicionales, con una tipificación específica como delito.

Más de 180 jurisdicciones refrendaron los Estándares GAFI, con el objetivo de establecer normas para combatir el Lavado de Activos y Financiamiento de Terrorismo (LA/FT), evaluar el cumplimiento, identificar y responder a las amenazas de la integridad del sistema financiero internacional, entro otros puntos.

Recomendaciones del GAFI, fuente de inspiración para la innovación tecnológica de Worldsys

Las famosas 40 recomendaciones del GAFI, las leyes de cada país con sus semejanzas y diferencias en torno a ésta temática y las resoluciones de las distintas Unidades de Información Financiera de Latinoamérica, han servido y continúan siendo fuente de inspiración en Worldsys para idear soluciones que agreguen valor a la hora de mitigar los riegos de Lavado y financiamiento del terrorismo.

SOS -Sistema de Operaciones Sensibles- y LDI -Lista de Informados- nacieron para establecer un Enfoque Basado en Riesgo, como establece la primera de las 40 recomendaciones mencionadas y cada una de las regulaciones vigentes en los diferentes países donde Worldsys tiene presencia.

La irrupción del COVID-19

La evolución normativa de la que fuimos testigos en los últimos años en cada uno de los países de Latinoamérica y el surgimiento de nuevos “players” o nuevos mercados emergentes, como Bancos Digitales y el eco-sistema Fintech, nos obliga como organización a estar siempre a la vanguardia con nuevos lanzamientos y atentos a las nuevas tendencias: onboarding digital del cliente con WebServices de Lista de Informados (LDIW) y Webservices de la Matriz de Riesgo en SOS (SOSW), Módulo de Revisión de Alertas en SOS (SOSRA), y módulo Deductivo (SOSMD), entre otros.

Es esa misma dinámica de innovación la que nos permite decir hoy que frente a las recomendaciones del GAFI por el COVID-19 que estamos ampliamente preparados para ofrecerles un set de soluciones complementarias a SOS -Sistema de Operaciones Sensibles- y Lista de Informados, tanto en modo Licencia On-premise, como en Cloud (Nube), para cumplir con cada uno de esos lineamientos. Con gusto podemos ampliarles sobre estas soluciones si nos escribes a ventas@worldsys.com.ar